Materna

2014 – 2018

Esta investigación fotográfica, nace desde mi experiencia personal de gestación, parto y nacimiento de mis hijas, el primero, empañado de violencia obstétrica y mucho aprendizaje, lo que propició un segundo parto natural y en casa. Estas imágenes son el resultado de ambos procesos, la forma en que siempre sentí y los vivencié, encontrando en la maternidad un nuevo espacio de resistencia ante los dictámenes que imponen este sistema patriarcal, y rescatando en cada momento amor, protección y comprensión de los procesos, en conexión con ese estado primitivo como postula Michel Odent, “que todos tenemos, pero que se han encargado de que olvidemos”.

Este proyecto de carácter íntimo y biográfico, se combina con la presentación de imágenes intervenidas con la técnica del bordado a mano, donde son invitadas diversas mujeres – madres ( artistas, jefas de hogar, profesionales, abuelas),de variadas edades a pensar y dibujar su útera, dibujo que luego bordo sobre la fotografía de sus manos,  vinculado conceptualmente con “ La Puntada Subversiva” de Roszika Parker, que plantea como los usos manuales atribuidos a lo doméstico, se convierten en herramientas de análisis, crítica y denuncia a lo establecido sobre el cuerpo de la mujer y sus demandas sociales. Así, este cuerpo fotográfico de experiencias intimas, relata el sentir mamífero, donde el cuerpo femenino, condicionado por los dictámenes gubernamentales / sociales, se libera y es propio, donde maternar es una decisión libre, que se convierte, con todos sus bemoles, en placentero.

Un proyecto que contempla un conjunto de obra que reflexiona sobre la maternidad, el cuerpo y la mujer en la actualidad, y abre la experiencia y la mirada hacia nacimientos humanizados, en un contexto actual donde se lucha por leyes que garanticen la libertad de decisión de las mujeres sobre sus cuerpos, como son la ley de aborto ó una ley que penalice la violencia obstétrica en el país.